Make your own free website on Tripod.com

Quelentaro

A Favor Del Canto
Gaston y Edo. Guzmán
(Quelentaro)

Cuando tu mano al descanso
se paró sobre mi mano
//. pájaro niño el amor volaba
a favor del canto //.

Mi adolescencia en el beso regresó
atajando inviernos
//. qué tiempo antiguo llovía
gotera de tiempo nuevo //.

Me asalta el remordimiento
cuando cruzo una muchacha
//. y un temblorcito en las ansias
pero no, vuelvo la cara //.

Almohada rubia tu pelo
para entiviarme la pena
//. me miré chango mediano
si espiando bajo la higuera //.

Un resto de primavera
rescaté de tu mirada
//. derramado en tu ternura
perdí todas las palabras //:

Me asalta el remordimiento
cuando cruzo una muchacha
//. y un temblorcito en las ansias
pero no, vuelvo la cara //.

(//. se repite)
===========================
A Quiebracanto
Edo. Y Gastón Guzmán
(Quelentaro)

Canta.... un cantor ciego, en la luz de la tarde, le tiemblan las
pupilas desde las noche largas.
Anda un cantor ciego en la luz de la tarde, le tiemblan las pupilas,
es de las noches largas, un cantor con guitarra legendaria,
manoseada de abuelos distanciados que se abrió paso a quiebracanto limpio,
pa' no quedar ahí no más vaciado en la chingana

De allá viene la copla, por falta de garganta para el canto,
y andar a palabrazos punteados en guitarra y tirar la videncia
arisca en la palabra y a fuerza de murmullos
Hay algunos que juran, que así canta, y yo, y yo también
jurara que el hombre canta hablando, canta hablando y con fondo
de guitarra.
======================================================
En Lomos De Mi Guitarra
(Inedito )
Quelentaro
Eduardo y Gaston Guzman.

Esto de andar cabalgando en lomos de mi guitarra
tiene un resto de vuelo...
y quelentaro se hizo mi nombre y mi destino
el porque de este cantar doliendo
tiene su origen en vivencias desnudas.

Y quise ser la copla testigo
de tanto paisano herido.

O tal vez fue aquel amor ausente que se quedo
como un nudo rosa en el recuerdo.

Canto con pretension ingenua
de dejarle a mi gente
un verso
que se instale en la memoria madre de mi pueblo.

Y espero todavia aquel tiron feliz
que deshaga esa amarra de amargor
que borre lo dolido del recuerdo del sur.

Y no quiero nombrarles ese brazo de rio
que tenia una tatuaje
donde mi nombre niño
nadaba a contrapelo
desde el Malleco arriba, forjandome un camino
pero ese es un cantar que viene
y que...
====================================
Por Dentro
Quelentaro
Eduardo and Gaston Guzman

Se, que anduve semilla en la fragua carnal de mis antiguos.
como soy sur, naci trigo (y llovido).

Una fuerza lejana me corto las raices,
me hizo al camino;
de alla traigo estas ansias de amar desordenado
y esta sed vegetal de los potreros
que me empuja a beberme todo el vino.

Este querer ser hacha montañera, este modo altanero que no
entiendo
y este eterno jugarme al cara y sello.

¿En que herida callada se desperto al silencio ese abuelo
cuatrero
que en los ratos de apuro
me pone entre las manos el calor de un cuchillo
lucecita callada para alumbrar el miedo?.

El florecer del arbol, que es un modo de amar que tiene la
madera,
se florecio en mis venas, y me puso en los dedos
mas que cantos, aquellos palabrazos; que me cerro las puertas
que me abrio los caminos, que a guitarrazo limpio
va dejando conmigo que mi copla no muera.

Me hice obrero del canto, artesano del grito,
con la guitarra ardiendo todo el cielo, no dentro.

Desde el enorme sur traigo este mirando lejanias
alla en donde el viento se mete a la cocina
se chamusca en el fuego del brasero y se va
calientito cielo adentro buscando un compadre
de otro viento.

Desde cualquier lugar, y hasta en el mismo sur...
¡el sur me queda lejos!---si digo invierno, digo mi terruño;
y busco una palabra tibia y digo niño.

Si quiero remontar digo paloma, y si quiero morir,
o empezar a morir, no digo nada.
========================================